En la educación con alumnos gitanos una de las barreras a superar son las bajas expectativas que tanto el profesorado como sus familias ponen en ellos

El colectivo pedagógico Adarra expone en la 31 Jornada de Enseñantes con Gitanos las pautas para favorecer el éxito escolar del alumnado gitano y facilitar su paso a la Secundaria.

Con respecto a los alumnos y las alumnas de etnia gitana se da poco avance en el éxito escolar, pocos finalizan Secundaria con Graduado, y un reducido número continúa los estudios. Y dicho fracaso escolar, según ha señalado el colectivo pedagógico Adarra Kale dor Kaiko, está directamente relacionado con la exclusión social, a menos nivel de estudios mayor la exclusión.

De ahí la importancia de trabajar para ver cuáles son las claves del éxito escolar del alumnado gitano en particular, y ver cómo favorecer el tránsito de Primaria a Secundaria. “En la educación con alumnos gitanos hay barreras, como las bajas expectativas que tanto el profesorado como sus familias ponen en ellos, pero se pueden superar”.

Según Adarra el índice de éxito escolar del alumnado gitano está muy por debajo del resto de los alumnos; asimismo, se tienen bajas expectativas sobre las posibilidades de éxito de los alumnos gitanos, hay desconocimiento mutuo entre Institutos y familias gitanas; las familias ven práctica la Primaria pero no tanto la Secundaria; además, tienen miedo a perder la identidad gitana y carecen de referentes gitanos con estudios y tienen la presión del grupo de iguales.

Para poder salvar estas barreras, la organización propone dar la vuelta a estas ideas preestablecidas, transmitiendo confianza, prestando apoyo y mostrando referentes gitanos.

En este sentido la Asociación Barró apuesta por la figura de la Mediadora social de etnia gitana, cuyo papel es formar y acompañar en los itinerarios formativos ejerciendo como referente para los de su etnia. Las mediadoras son ejemplo de la posibilidad de conciliar vida familiar y laboral sin renunciar a su cultura, y muestran también cómo la igualdad y la educación contribuyen a eliminar la exclusión.

Por su parte, Miguel Ángel Franconetti, promotor escolar para el alumnado gitano del Departamento de Educación de la Generalitat de Catalunya, también ha expuesto el programa de éxito escolar  que coordina a través de la Fundación Pere Closa. Según Franconetti la clave está en “depositar confianza en personas desconocidas, porque eso implica que nuestros niños sean más autónomos y en un futuro puedan tener más oportunidades”.

Y para finalizar el CPI Sansomendi de Victoria, como centro educativo, también ha relatado su experiencia y asegura que “lo que quieren los padres no está tan lejos de lo que quieren los profesores, pues ambos trabajan por el bien de sus hijos”, por ello debe ser posible llegar a un acuerdo y entre todos conseguir el éxito escolar de los niños gitanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>